viernes, 8 de diciembre de 2017

Consejos para ir a comprar con niños

Se acercan las navidades, por no hablar de un puente de 5 días que ya tenemos aquí. Los peques de la casa tienen vacaciones y nosotros tenemos que combinar trabajo, familia y tareas de casa entre ellas, la compra. Hoy os quiero dar algunos consejos que al menos a mí me van muy bien cuando he de ir a comprar con I.




1) Explícale las cosas

Es importante que sepan dónde van y que es lo que vamos hacer así que antes de nada, lo mejor es ponernos a su altura y explicarles que vamos a ir a tal sitio a comprar comida o cualquier otra cosa y de paso añadimos qué es lo que queremos de ellos. Muchas veces cometemos el error de ser demasiado generales con frases como "pórtate bien" pero según la edad de nuestro hijo, esta frase no le dirá nada así que es mejor cambiarla por un "quiero que estés  tranquila y cerca de la mama" o cualquier otra instrucción que queráis darle.

2) Hazlo/a partícipe

Una de las cosas que a mí mejor me funciona es permitir que I me ayude a hacer la compra y la verdad es que una de mis grandes sorpresas es que en según que cosas, me ayuda de verdad. Nosotras solemos ir a comprar con las bolsas y un cesto pequeño para ella.


Este día íbamos especialmente cargadas con muñeca y todo incluida y antes de que preguntéis, lo que lleva son las zapatillas sí, un pequeño despiste que no llegó muy lejos, jajaja. 

Normalmente me pide llevar ella la lista de la compra y se la dejo, por un lado para darle importancia y por otro lado, porque no me parece mal que adquiera alguna responsabilidad. Una vez en el supermercado, suelo pedirle que coja productos o que me ayude a llenar las bolsas y así se entretiene y se siente participe.


3) Lleva algo para que se entretenga

En mi caso me suele servir la misma lista de la compra, cambio la página y se dedica a pintar. va bien en algunos momentos como en la cola para pagar ya que muchas veces no hay demasiado que se pueda hacer a parte de esperar, así que va bien llevar un lápiz/boli y una libreta para que pinte o cualquier otra cosa que sirva para que se entretenga que cada niño es un mundo.



4) Intenta ir con las ideas claras

Los niños suelen desesperarse si han de quedarse mucho rato en un mismo sitio mientras nosotros escogemos si es mejor esto o aquello, por eso es mejor que tengamos claro qué es lo que queremos comprar y que no tengamos que entretenernos demasiado en nuestras elecciones.





5) Mantén la calma

La pongo la última pero en realidad creo que es la más importante. Los peques de la casa no siempre siguen el ritmo que a nosotros nos gustaría así que es mejor que si vamos a comprar con ellos, vayamos sin prisas y que en caso de rabieta, podamos mantenernos tranquilos ya sea para poder evitarla o para aguantarla si no hay otra posibilidad.



Estos son los consejos que a mí me van bien cuando voy a comprar con I pero no os voy a engañar, no son infalibles y hay casos en los que me ha tocado correr tras ella o que he aguantado una rabieta en pleno supermercado pero han sido bastante pocas y bastante cortas de modo que creo que mal no van estos pequeños truquitos.

¿Vosotr@s vais de compras con los peques? ¿Cómo son vuestras experiencias?

sábado, 11 de noviembre de 2017

Un libro lleno de errores



Hoy os traigo la reseña de un libro gracias a @megustaleer, que sencillamente me ha encantado. Se trata de "Un libro lleno de errores", un libro que nos enseña que no todos los errores tienen que ser para mal.

Todo comenzó con un error...


Así empieza este libro, con algo que se considera un error, un ojo más grande que el otro pero en lugar de descartarlo todo, en este caso nos dan otra opción, la de disimular el error o complementarlo para que en lugar de ser algo malo, tengamos algo maravilloso.


Pero claro, si el libro se llama "un libro lleno de errores" no podía tener solo un error si no que buena parte de lo que se dibuja, viene inspirado por errores.

Si resulta que dibujo un personaje demasiado separado del suelo...


Puedo ponerle unos patines y complementar el dibujo.


Y si me cae una mancha de tinta...


¿Qué tal hacer un casco para disimularlo? 


Además, visto con perspectiva, los errores no se ven tan importantes ni tan graves ¿no os parece? Es otra de las cosas que nos enseña el libro, que si nos alejamos los suficiente...


Todo cambia y los errores no parecen tan graves.

Como ya he dicho, el libro me encanta, así de simple. Considero que en nuestra sociedad no siempre se nos permite equivocarnos. La equivocación es algo malo, un fracaso que no nos podemos permitir pero no debería ser así. Muchos grandes descubrimientos se han hecho por error  y fue el propio Edison quien, después de 1000 intentos y un solo éxito, dijo que no había fracasado si no que había descubierto 999 maneras de no hacer una bombilla. Así que deberíamos replantearnos realmente si tan malo es cometer errores. 

Debido a mi trabajo como profesora veo la presión que viven muchos de los alumnos por escoger su futuro, por no equivocarse y sinceramente, me parece una lástima ya que seguramente ese miedo a equivocarnos es lo que nos acaba impidiendo hacer muchas cosas. Por eso considero tan bueno este libro ya que de un montón de errores, acaba apareciendo un dibujo fantástico. Es decir, de un error, podemos obtener algo maravilloso y al final, ¿Quién no ha cometido errores? ¿Y de verdad han resultado tan malos?