domingo, 23 de septiembre de 2018

El Buït/ Vacio


Hace dos años más o menos, no sabía quién era Ana Llenas (sí, ya se que me estaba perdiendo algo increíble) y, aunque me sonaba toda la metodología al rededor del monstruo de colores, no sabía que se tratase de un cuento de esta autora. Ahora soy totalmente fan de esta autora y de sus  preciosos y sensibles libros infantiles.

Ya os hablé de "Topito terremoto" en este post y en casa tenemos también "El monstruo de colores" aunque no haya escrito sobre él, fue un regalo muy interesante de la tata. Hoy os traigo un nuevo libro de Anna Llenas aunque no es precisamente una novedad editorial pero me parece un libro digno de ser reseñado.

Ficha técnica:

Autor: Anna Llenas
Editorial: Barbara Fiore Editora
Idioma: catalán (también en español y otros idiomas).
Nº Páginas: 76

Argumento:

Una niña feliz descubre de repente un vacío en su interior, un agujero que no sabe como cerrar. Durante su intento por cerrar ese agujero creado, encuentra varias posibilidades para cerrarlo, pero no todas buenas aunque puedan parecerlo a primera vista (drogas, tele, móviles,...). Finalmente y tras no poder eliminar ese vacío de forma alguna se rinde a él. Llora, llora y llora hasta no tener más lágrimas pero al final se calma y entonces todo cobra otro matiz, descubre un mundo nuevo en su interior y lo mucho que puede aportarle. La protagonista no sólo descubre un mundo maravilloso en su interior sino que empieza a asumir que los demás también tienen ese vacío en su interior y también acuden a él de vez en cuando.

Al final, el agujero se cierra poco a poco aunque no queda del todo cerrado pero nuestra protagonista ya no quiere que desaparezca del todo ya que ahora ha descubierto que le puede aportar grandes cosas y no solo tristeza y dolor.




Opinión:

El vacío, es un libro pensado para tratar las pérdidas con los niños. Una de sus grandes ventajas es precisamente que no concreta una pérdida concreta sino que habla de una niña que en un determinado momento, siente un vacío en su interior. Ese vacío podría ser por la muerte de un ser querido pero también por un traslado que lle obligue a dejar su vida anterior o por la pérdida de un amigo, un cambio importante,...

Hace un tiempo que me hablaron de este libro cuando asistí a una charla sobre el trato de la pérdida en los niños de la que ya os hablé aquí  y es por eso que cuando lo vi en la biblioteca lo cogí para tratar con I la pérdida de nuestro gato.


Los dibujos son hermosos y he de decir que me conquistó la parte en que menciona las diferentes formas de tapar el agujero ya que después de haber vivido varias pérdidas en mi vida me he dado cuenta de que ciertamente se ofrecen muchos "tapones"  y no muchos de ellos son buenos. Por el contrario, algunos de esos tapones sólo nos adormecen pero no nos ayudan de forma real.






  

sábado, 25 de agosto de 2018

Viaje a Italia II: Bolonia

En el pasado post os hablaba de nuestras vacaciones en Italia. Ya os he explicado sobre los días que estuvimos en Turín y os comentaba que también visitamos Bolonia así que ahora os explicaré como fue en esta última ciudad.

 

En Bolonia estuvimos dos días y medio más o menos. Llegamos en tren desde Turín lo cual es una buena manera de viajar con los peques y a mi parecer menos engorrosa (aunque he de decir que siempre me ha gustado más el tren que el avión). El hotel estaba muy cerquita del centro y de la estación por lo que pudimos ir caminando hasta el hotel y después de dejar las cosas, salimos a dar una vuelta para tener el primer contacto con la ciudad.

Al día siguiente nos pusimos manos a la obra para visitar los puntos de interés de la ciudad. Llegados a este punto he de decir que, así como Turín me sorprendió por todo lo que había por ver y los intentos (y en muchos casos éxitos) de plantear zonas para niños, en Bolonia me pasó todo lo contrario. En general encontramos pocas cosas que visitar, la mayoría eran para ver desde fuera y entre los fabulosos adoquines y los escalones que te encontrabas por todas partes, me pareció una ciudad más bien poco cómoda para ir con un cochecito. A esto le sumaria que no la vi nada planteada para los niños: no había apenas parques ni zonas de juego para los niños (en Turín había pocos parques pero encontramos varias zonas con fuentes para jugar) y la única actividad que encontramos para ellos eran un espectáculo de marionetas que me pareció carísimo y en el que no había ni información de horarios (estaba cerrado cuando pasamos por delante de la zona donde lo hacían). Además, no me pareció que la gente en general estuviese acostumbrada a ver niños ya que en los restaurantes no tenían nada parecido a batidos (o cacao en polvo) y o omitían completamente a I o la trataban como una niña más pequeña de lo que es. Lo cierto es que me sorprendió mucho haber leído que era una buena opción para visitar con niños porque lo cierto es que a mí no me lo pareció para nada.

Dicho esto, os explico lo que vimos:

Piazza Maggiore:

Es la plaza donde se sitúan la mayor parte de los puntos de interés, tiene una fuente (fuente de Neptuno) muy bonita que a I le encantó. Cuando fuimos tenían montado una especie de festival de cine y buena parte de la plaza estaba llena de sillas pero aún así, al estar flanqueada por varios palacios, y la Basílica de San Petronio, es bastante impresionante.



Palacio comunal:

Es donde esta la actual alcaldía de Bolonia. A la entrada hay un patio bastante grande y una escalinata por la que puedes subir. Evidentemente, al ir con el cochecito lo de la escalinata se nos hacia un poco problemático y, aunque nos costó lo nuestro encontrarlo ya que las indicaciones no es que fuesen muy buenas, conseguimos encontrar el ascensor para subir. Al llegar arriba pudimos visitar algunas estancias aunque al ser la alcaldía no las pudimos ver todas. También hay que decir que creemos que algunas zonas estaban cerradas por obras pero como no había ninguna información sobre el tema y fue solo una deducción basada en algunos andamios y demás aparatejos, no puedo confirmar nada. He de decir que lo mejor de esta visita fueron las vistas de la plaza desde la sala principal desde donde esta hecha la foto del punto anterior.

Basílica de San Petronio:

La fachada de la basílica es increible aunque la vimos en obras por uno de los laterales y me imagino que eso le resta encanto aunque la diferencia en la fachada es genial.



Palacio de los bancos:

Delante de la basílica esta el palacio de los bancos. Es un palacio enorme y muy bonito en el que se celebran eventos así que no se visita.

Torres Asinelli y Garisenda:

Dos torres gemelas una de las cuales está torcida. Debajo además hay una placita donde se puede parar un rato y en uno de los restaurantes hay música. I pasó un rato allí bailando. Una de las torres tiene un mirador aunque no pudimos subir porque solo había opción de escalera y era imposible con el cochecito.


Pórticos: 

Todas las calles (o casi todas) están cubiertas por pórticos lo cual le da a la ciudad un aire muy característico. Merece la pena pasear por la ciudad para poder ver los distintos tipos de pórticos que hay (con distintos tipos de columnas por ejemplo).


Galerías:

En Turin ya vimos algunas galerias comerciales pero en Bolonia las hay por todas partes. Pequeñas y en casi cualquier espacio disponible. Para mí tienen un encanto especial ya que no se parecen en nada a los centros comerciales que encuentro en España.



Parque de la Regina Margherita:

En principio no íbamos a ver este parque pero el último día, después de haber recorrido ya toda la zona centro de la ciudad, empezamos a alejarnos un poco y cuando nos dimos cuenta estábamos al lado de este parque así que decidimos ir.

Fue una de las pocas zonas de juegos infantiles que encontramos en Bolonia (la otra era un parquecito cerca del hotel con cuatro cosillas para niños). El parque me encantó, es muy fácil olvidarte que estas en una ciudad y tiene fuentes y un lago además de alguna cafetería donde pudimos comer en una terraza al lado del lago.



Para acabar nuestra aventura en esta ciudad, ya comenté en las redes sociales que nos tocó esperar en el aeropuerto de Bolonia sentados en el suelo porque no había asientos para todo el mundo y eso que no es un aeropuerto especialmente pequeño. Al menos pudimos volver a disfrutar del pase especial para familias en el control de seguridad aunque en esta ocasión, el escaner era de tamaño normal así que si hubiésemos llevado el otro cochecito (el que no es silla de paseo) no estoy segura de si habría cabido. Por último, fuimos andando desde el aeropuerto al avión, que se que se hace en muchos sitios y la verdad es que el avión estaba cerca pero, ¿adivináis qué? de nuevo ni rastro de ascensor ni rampa ni nada. 

En general, Bolonia me parece una ciudad muy bonita pero no creo que sea necesario tanto tiempo para visitarla y no creo que sea una ciudad idónea para ir con niños (al menos con niños pequeños) ya que no creo que esté pensada ni adecuada para ellos.

sábado, 18 de agosto de 2018

Viaje a Italia I: Turín

Después de intentarlo en varias ocasiones (por mi cuenta, en pareja,...) y sin poder conseguirlo por razones diversas, al final este año he conseguido viajar a Italia con familia incluida. Después de descartar algunas ciudades como Roma porque las considerábamos demasiado cansadas para una niña pequeña, nos decidimos por Turín y Bolonia ya que además podíamos hacer el traslado entre una ciudad y otra en tren rápido.

Salimos del aeropuerto de Barcelona, era la primera vez que viajábamos en avión con I y con el cochecito. Quedamos muy sorprendidos al ver que en el control de seguridad había una parte para las familias y que además, las personas ahí asignadas tenían muy buena actitud con los niños lo cual facilita bastante ese paso por el control aunque he de decir que a la mujer que nos atendió en el arco de seguridad no le importó demasiado que fuese con una niña pequeña para apartarme para un control aleatorio sin permitir casi que avisase al padre de la criatura que iba delante. A parte de esto, todo muy bien, la subida al avión fue con finger así que no tuvimos inconveniente con el cochecito y lo dejamos justo en la puerta del avión. era la única niña del avión y la verdad es que se portó muy bien, tanto que alguna azafata ni se dio cuenta de que estaba a bordo aunque admito que recurrimos a la tableta para ponerle alguna serie que la mantuviese entretenida.

TURÍN/ TORINO

Nos alojamos en un apartamento con la idea de aprovechar para comer y descansar allí pero al final teníamos tantas cosas por ver que no lo hicimos pero aún así nos fue bien para ir a nuestro ritmo. Os dejo algunos de los lugares que hemos visitado estos días:

Palacio Madama:

Es uno de los palacios que puede visitarse en Turin, es el más pequeño pero aún así es bastante grande. En varios puntos del museo había zonas pensadas para niños como un trono en el que se podían hacer fotos acompañado de un cesto con espadas de juguete y libros relacionados con la época medieval. También en el jardín había un baño con un cambiador bastante bueno y un taburete para que los niños lleguen a lavarse las manos lo cual me llamo la atención porque no es algo que suelan tener.



Palacio real: 

Es muy grande así que según la edad de los niños sería más que recomendable llevar el cochecito. Para nosotros fue imposible recorrer todas las zonas de las que esta compuesto y dejamos parte de la galleria Sabauda y vimos bastante rápido el museo de la antichità.



El palacio en sí esta muy bien, no tiene nada en especial para los niños pero la suntuosidad del palacio, lo enorme de todo y los grandes lujos ya son bastante llamativos para distraer a los niños sin necesidad de nada en especial aunque en las zonas de la galleria y el museo de la antichità quizá sí que habría sido interesante.

El jardín permite a los niños correr y desahogarse un rato, lo cual esta bien teniendo en cuenta que al ser el palacio tan grande, llevaran un buen rato en un sitio cerrado. Nosotros aprovechamos para hacer un receso en nuestras visitas y comer un poco de fruta.



Parque Valentino:

Es un parque muy grande (no pudimos recorrerlo entero) situado en medio de la ciudad aunque algo apartado de donde esta el palacio real pero el transporte esta muy bien de precio ya que en cualquier estanco se puede comprar un abono que sirve para varios días con viajes ilimitados y para todos los transportes. Nosotros le dimos bastante uso debido al calor, que hacia que los paseos fuesen casi imposibles.



El parque esta muy bien, el río pasa por al lado y hay zona de juegos, campo de fútbol, restaurantes e incluso una pequeña villa medieval creada para una exposición mundial. Además, pudimos ver ardillas cosa que cerca de casa es imposible y que a I le hizo mucha ilusión (y a nosotros también para que negarlo).


Museo Egipcio:

Este fue un gran descubrimiento, decidimos ir porque leímos muy buenas críticas por internet y lo cierto es que son muy bien merecidas. Ya se que igual no esperaríamos encontrar un gran museo egipcio en Turin pero así es y no solo eso, sino que esta muy bien organizado en cuanto a recorrido, audioguia e incluso se agradece que los ascensores sena fáciles de localizar y utilizar (cosa que no nos encontramos en la mayoría de sitios).

Con la entrada se incluye una audioguia en la que puedes escoger el tipo de visita que quieres hacer (corta, larga o infantil) y en base a esto haces más o menos paradas en el recorrido. Nosotros escogimos la visita corta ya que hicimos la visita aprovechando la hora de la siesta de ya que pensamos que quizá le resultaría aburrido aunque si los niños son algo más mayores, creo que la audioguia plantea juegos interesantes ya que en el museo vimos a varios niños mirando atentamente los expositores e incluso correteando buscando algo.

Al principio de la audioguia, se explica la razón de la existencia de este museo que se dio por un interés en coleccionar elementos variados del antiguo Egipto. Las explicaciones son bastante sencillas y amenas, sin demasiados rodeos y como ya he dicho, la versión infantil tenia muy buena pinta. El museo esta genial y he de admitir que fue una de las cosas que más nos gustó de la visita aunque es cierto que nos extendimos algo más de lo que decía la audioguia pero mereció la pena.

Museo del cine:

Fue nuestra última visita, no estábamos seguros de si iríamos o no pero finalmente el último día tuvimos tiempo y fuimos. Si eres un amante del cine es una gran visita y si no lo eres, lo encontrarás curioso ya que te recordará parte de las películas que forman parte de ti ya que al estar las películas más representativas es muy fácil que estén la que más te han marcado no creéis?

La primera parte del museo es ideal para los niños ya que explica muchos de los fenómenos oculares como el efecto de los distintos tipos de lentes. Hay una zona de sombras chinas y otra de fotografías en 3D además de, por supuesto, todos los intermedios que hubo entre la fotografía y nuestro cine actual. Toda esta zona es especialmente interactiva, hay ejemplos de prácticamente todo para que se pueda experimentar por uno mismo así que motiva muchísimo a los más pequeños.

Después de esto hay una zona en que se explican los elementos necesarios para crear una película (productores, guionistas, actores,...) y una rampa en forma de espiral con multitud de pantallas con distintas películas, bandas sonoras,...


La última zona esta compuesta por unas hamacas y dos pantallas gigantescas. Puedes sentarte en estas tumbonas para ver las películas (o fragmentos) que aparecen en las pantallas. Al rededor de esta zona encontramos diferentes entradas en las que nos plantean distintas situaciones. Algunas recuerdan a escenas de películas, otras a situaciones en las que podemos ver una película (en un sofá de casa por ejemplo) y otras son bastante disparatadas (un cine en el que te sientas en tazas de váter en lugar de asientos).



El museo esta muy bien, es entretenido y muy ameno para los niños pero sí que es cierto que el ascensor solo se podía usar con el personal y no siempre era fácil encontrar a alguien y en la planta de las hamacas, hubo zonas donde no pudimos acceder con el cochecito por haber escalones que aunque sean pocos, tanto subir y bajar al final te agota.

El museo dispone también de un ascensor que sube a lo alto de la cúpula y que tiene unas vistas geniales de la ciudad aunque nosotros no subimos debido a mi vértigo y a que el ascensor es totalmente transparente (no creo ni que hubiese llegado a la cúpula la verdad). El acceso al ascensor está dentro del museo pero es a parte de la zona destinada a la exposición.



A parte del abono transporte que es barato y muy útil porque además va por días, también hay una tarjeta que podéis comprar en la oficina de turismo (delante del palacio Madama) y que os da acceso a todos los museos y lugares emblemáticos de la ciudad. Si tenéis idea de visitar más de 3 cosas, ya sale a cuenta y en la oficina de turismo nos atendieron muy bien hasta el punto de que la mujer que nos atendió, nos preguntó qué pensábamos visitar para saber si realmente nos salía a cuenta o no la tarjeta. En principio esta tarjeta se puede comprar también con el transporte pero cuando fuimos, acababan de cambiar las tarifas y no estaba disponible esta opción.

Además de todo esto, por supuesto hay que probar los helados, la pasta y la pizza que no tiene nada que ver con los de aquí.

En el próximo post os explicaré que tal por Bolonia que este ya me ha quedado bastante larguito.

miércoles, 8 de agosto de 2018

Un replec en el temps

Hoy os traigo la reseña de un libro infantil, en este caso en catalán. I es muy pequeña para estos libros pero le llaman mucho la atención los libros sin dibujos así que pensé que podía ser una buena idea probar a leerle algún libro de estas características y este me pareció una buena idea. Por supuesto, el hecho de leer un libro con una niña tan pequeña, ha hecho que esta lectura se alargue ya que no podíamos leer más de 4 o 5 páginas por día.


Ficha técnica:

Autor: Madeleine L'Engle
Editorial: Bambú
Idioma: Catalán (también esta en español y otros idiomas).
Nº páginas: 226

Argumento:

El libro cuenta la historia de Meg y su familia centrándose sobre todo en su hermano más pequeño. Su padre desapareció unos cuantos años antes mientras realizaba una investigación para el gobierno y son los dos niños junto a un vecino algo más mayor que la protagonista, los encargados de buscarlo y traerlo de vuelta a casa. Para ello contaran con la ayuda de tres enigmáticas mujeres que los llevaran a través del espacio hasta un mundo cuanto menos extraño ya que su padre se encuentra en este extraño mundo a causa de su investigación sobre los viajes espaciales.

Opinión:

La historia en cuestión no deja de ser un cuento infantil y es por ello que lo escogí para I. Al principio se nos hizo algo pesado aunque creo que en buena parte puede ser debido al ritmo de lectura pero después mejora cuando empieza a tener algo más de acción y el ritmo se vuelve más rápido.

A pesar de que se plantean algunas relaciones interpersonales o situaciones que quizá me resultan poco realistas, es cierto que se plantea alguna cuestión evolutiva de la especie que quizá podría explicar esto aunque no se hace una especial explicación del tema. También se le da importancia especial a las ciencias y, aunque no tengo claro que fuese algo hecho de manera voluntaria o intencionada, se intuye una percepción de las inteligencias múltiples ya que la protagonista no saca buenas notas pero en cambio es capaz de resolver problemas matemáticos de niveles superiores mientras que su hermano, tardo mucho en hablar (según se explica) pero es capaz de percibir lo que las personas quieren.

En general creo que es un buen cuento para niños que empiezan a leer libros ya que tiene un buen contenido infantil o para leer en familia como hicimos nosotras.

Os dejo el enlace por si queréis comprarlo:

Un replec en el temps

Por cierto, hace poco estrenaron la película del este libro y aunque he de confesar que no la he visto, pinta bastante bien.

Resultado de imagen de un pliegue en el tiempo

sábado, 28 de julio de 2018

Regalo de fin de curso: Kit para personal de guardería

Parece que sea imposible pero al final han llegado las vacaciones y después de recoger, clasificar, limpiar, atender a la enfermita (que los virus si que no se han tomado vacaciones) y asuntos varios, puedo sentarme un ratito a escribir.

Hoy os traigo nuestro regalo de fin de curso para todas las maestras de la guardería de I. Ya os comentaba en este post que en la guardería de I trabajan por espacios de manera que cada maestra tiene un aula o espacio adjudicado y los niños se mueven libremente. Puesto que la forma de trabajo era esta, nuestra hija tenia relación con todas las maestras del centro además de con el conserje y la directora y es por eso que decidimos preparar algún detalle que fuese para todas. Y así surgió la idea del Kit para personal de guardería.


La idea la he extraído de los botiquines para emociones pero lo he enfocado más para las maestras que para los niños. El kit constaba de:

Gominolas con sumplemento de corazones: Para reponer los trocitos que se pierden cuando se marchan los alumnos de último año y para reponer energías después de todo el curso. Una bolsa para cada miembro del personal.

Rotuladores todocolorea: para poner color a los días grises ( en este caso eran rotuladores ultra lavables para poder incluso pintarse a ellas mismas).

Vendas abrazadoras: Para abrazar al máximo de niños posible a la vez.

Toalla recoge-lágrimas: Ideal para las despedidas de fin de curso.


Pastillas antifrustración: para los días en que las cosas no salen como queremos y todo parece en nuestra contra.

Tiritas besadoras: para las heridas del día a día. Pueden usarlas los adultos y los niños.

Diademas producerisas: utilizar cuando sea necesario producir risas generales.

Pegatinas "así me siento": para pagártela y que todo el mundo sepa cómo te sientes. Ideal para que te ayuden o poder compartir tus sentimientos.

Frutas anti-estrés: Para esos momentos en que todo se junta y hay que liberar tensión. Tienen el tamaño ideal para llevar en el bolsillo.


Y aquí tenéis el resultado:


En la guarde gustó mucho por original y así pudimos tener un detalle con todas.

Espero haberos dado alguna idea si tenéis que hacer algún regalo de este tipo aunque ahora ya haya acabado el curso puede servir para futuros.


miércoles, 16 de mayo de 2018

Adiós pañal?


I ya va de camino a cumplir los 3 años (3 años ya, como pasa el tiempo) y el curso que viene comienza el cole así que el tema de despedirse del pañal comienza a ser algo a conseguir a corto plazo.  En nuestro caso, no hemos tenido grandes transiciones. La comida paso de la teta a la comida sólida casi sin darnos cuenta y bastante por iniciativa propia y en cuanto a chupete o baso de aprendizaje, no ha usado nunca así que no tuvimos que retirarlos. De modo que esta es nuestra primera gran experiencia con este tipo de cambios.

No es la primera vez que I empieza a usar braguita en lugar de pañal aunque hasta ahora siempre había quedado en nada ya que no era capaz de detectar cuando necesitaba hacer pipi. En esta última ocasión parece algo distinto ya que regula bastante bien y notamos que es capaz de estar cada vez más tiempo sin ir al baño y que controla mejor cuando quiere hacer pipi. También esta mostrando un verdadero interés ya que comienza a pedir dormir la siesta con la braguita (ya llevamos 2 siestas) e incluso quiere dormir por la noche sin pañal (aunque a esto aún no nos hemos atrevido) así que parece que en esta ocasión vamos por buen camino y avanzando más rápido de lo que me esperaba.

A pesar de esto he de reconocer que de vez en cuando tenemos un retroceso y no quiere usar pañal y nuestro gran problema que es la caca sigue ahí, ya que a lo de que a todos los niños les cuesta más la caca en el orinal, en nuestro caso y con los estreñimientos de I, puede implicar un día entero con el pañal.

¡Deseadnos suerte!

Os dejo algunas ideas que nos han ido bien:

Estimula la idea de no llevar pañal:

El consejo hay que tomarlo en su vertiente más general ya que depende de cada niño habrá que hacerlo de una manera u otra. Algo general puede ser comprar ropa interior de sus personajes favoritos. En nuestro caso, nos va muy bien alabar la vertiente de la autonomía ya que de esta manera, puede ir al lavabo sólita y hacer pipi como los mayores. Para I, la autonomía es algo muy importante y le encanta aprender a hacer cosas por si misma. 




Ten paciencia:

Parece el consejo recurrente pero es que es el mejor consejo para la mayoría de cosas. No es un cambio fácil para ellos así que hemos de estar tranquilos ante los pequeños "escapes". Si nos desesperamos podemos hacer que se asusten y que retrocedan en lugar de avanzar así que es mejor mantener la calma y tener mucha, mucha paciencia.

Dale tiempo:

Ya os he dicho que con I no es la primera vez que intentamos quitar el pañal pero hasta ahora no lo acababa de dominar y no tenia gran interés. Lo más probable, es que sencillamente no había llegado su momento. Hemos de permitir que la retirada del pañal se de en el momento en que el niño esté preparado ya que de lo contrario podría ser algo contraproducente.

Además, cada niño tiene su ritmo y hemos de respetarlos. Algunos niños irán especialmente rápidos y en cuestión de dos semanas, ya no necesitarán pañal  para nada pero en otros casos, pueden tardar bastante más desde que se empieza a retirar el pañal hasta que dejan de usarlo completamente así que hemos de mirar al niño que tenemos delante y saber cual es el ritmo que necesita.


A ver si con la llegada del veranito y el camino que está tomando esto podemos dejar el pañal definitivamente que así iremos bien de tiempo de cara a comenzar el cole el año que viene. Os quería compartir este nuevo paso de nuestra peque que cada día crece un poco más y deja un poco más atrás su faceta de bebé.

sábado, 31 de marzo de 2018

Bautizar una estrella, un regalo muy especial



Hoy en día parece complicado hacer regalos especiales ya que cada vez tenemos más cosas y parece que es más difícil regalar cualquier cosa. Por eso cada vez encontramos regalos más originales y hoy os quiero presentar uno de ellos que yo utilicé para regalar por navidades. Se trata de un bautizo de estrella es decir, poder darle el nombre que deseéis a una estrella y entregarlo como regalo.



El regalo es ideal para bautizos pero también para comuniones o bodas (ahora que llega la época) ya que es una bonita manera de conmemorar un evento como este aunque también se puede regalar para cualquier otra ocasión. 

Etoilez-moi, la empresa donde lo encargamos, es francesa pero no tuvimos ningún problema ni con la comunicación (la responsable habla español) ni con la entrega ya que llegó por correo postal en perfecto estado.

En la carpeta que veis en la foto de arriba encontramos dos escritos sobre el bautismo de una estrella, una en forma de poema y la otra en forma de carta de presentación. Además, encontramos un certificado como el que tenéis a continuación donde aparecen todos los datos de nuestra estrella como son el nombre, las coordenadas y la constelación a la que pertenece la estrella.


Por último, encontramos también un plano de la constelación donde nos sitúan nuestra estrella y otro similar donde se explica la historia de la constelación donde esta nuestra estrella (ya sabéis que la mayoría de constelaciones tienen una leyenda detrás) y si hay algún dato curioso sobre esta misma constelación.

¿No os parece un regalo genial? Os dejo el enlace de la web para que podáis echar un vistazo a esta maravillosa idea: www.etoilez-moi.com/es

domingo, 11 de marzo de 2018

4 consejos para escoger colegio

Primero de todo mil disculpas por mi desaparición pero entre un trabajo en el que aún soy novata y una niña de 2 años, estoy todo e día a tope y cuando paro básicamente me duermo. En fin, que a ver si consigo pillarle el truco a esto de compaginar varias cosas que ya iría siendo hora.



Lo que quería contaros hoy es que ya ha llegado el momento, el año que viene la pequeña I empieza el colegio y ahora es cuando reflexionas y te das cuenta de que tu peque ya no lo es tanto pero no voy a ponerme melancólica ahora. El caso es que nos toca escoger colegio y no es tan fácil como podría parecer ya que la decisión se nos antoja bastante complicada por la presión de elegir el lugar donde nuestra hija recibirá parte de su educación durante los próximos 9 años y no sólo eso, sino que también hay que tener en cuenta que los peques pasan unas 5h diarias en el colegio (sin contar comedor, acogidas o extraescolares) así que no es una elección para tomarse a la ligera.

Hoy os dejo algunos consejos que nosotros estamos siguiendo para escoger el colegio y no morir en el intento a ver si os puede ayudar a vosotros también en esta difícil elección.

Ten una lista de requisitos

Si tenéis más de una opción en lo que a colegios se refiere, veréis que cada uno oferta cuestiones distintas. Unos harán más hincapié en las lenguas extranjeras, otros quizá en la creatividad, otros en las ciencias, puede que utilicen metodologías distintas y todo esto puede ser un gran lío si no sabemos lo que queremos.


Así que mi principal consejo es que hagáis una lista con lo que para vosotros es importante ya que es lo que os ayudará a hacer esta importante elección. Tened en cuenta que lo que para vosotros es importante no tiene porque serlo para los demás y al contrario, quizá algo que a otra familia puede parecerle fundamental, para ti puede ser totalmente prescindible.

Haz una criba previa a las visitas 

En nuestro caso, al vivir en una población bastante grande y en un barrio con bastantes viviendas, la oferta de colegios en la zona es bastante amplia así que es imposible asistir a las puertas abiertas de todos los colegios y es necesario hacer una elección previa.

Aunque podamos asistir a todas las puertas abiertas, es recomendable que antes podamos hacer una criba previa investigando qué colegios pueden ser más acordes a nuestra idea de educación ya que esto nos evitará acabar más confundidos aún por el exceso de información y que al final acabemos por no saber si quiera las características de cada centro. Lo ideal por tanto, es que podamos tener una idea general que nos permita saber cuales son los centros que nos interesan más y visitarlos o recabar más información sobre ellos.

Presta atención a los pequeños detalles

No es que vaya a decir nada en contra de las visitas pero evidentemente lo que nos van a enseñar siempre es la parte buena de las cosas. Por eso, creo que es importante fijarse en pequeños detalles como en la forma en que interactúan los niños con el personal docente pero también con las actividades que hacen, fijarse en la información que hay en las clases como los carteles o posters que nos pueden decir por ejemplo la importancia real que se les da a los distintos ámbitos de la educación.

Toda información puede estar bien y puede resultar importante en el momento de tomar nuestra decisión. Si vamos acompañados de nuestros hijos, también puede ser muy interesante ver sus reacciones en el colegio y saber si les atrae o no.



Cuidado con las opiniones de los demás

Evidentemente está muy bien recabar información de otras personas y poner en común con otros padres que están en nuestra situación nuestras impresiones ya que puede que no nos hayamos fijado en algo que otros padres sí. El tema es que debemos asegurarnos de que esas opiniones nos sirven. Me explico, si un padre nos dice que no le gusta un determinado colegio, lo mejor es preguntar la razón ya que quizá su motivo de desacuerdo puede ser un motivo de acuerdo para nosotros.

También puede ocurrir que u colegio tenga fama de bueno y que al preguntar la razón nos demos cuenta de que las características que lo hacen tan "bueno" no van para nada con nosotros. Es por esto que mi consejo es que antes de tomaros en serio una opinión, os aseguréis de que va en linea con vuestras ideas.




En nuestro caso la decisión está casi tomada aunque aún hemos de acabar de perfilar algún tema pero estos consejos nos han ido muy bien y espero que  a vosotros también os sirvan.

sábado, 13 de enero de 2018

Veo veo... animaladas



Hoy os traigo una reseña de este libro que nos acerca al mundo animal. La idea es ayudar a los peques a conocer mejor a los animales, sus características más básicas y también de qué se alimentan o donde viven.

La idea es presentar primero una serie de imágenes en las que relacionaremos el animal con su característica o conducta (puede ser una parte de su cuerpo ampliada, una imagen de la comida que consumen habitualmente, ....).


En la siguiente página, nos da la solución y nos amplia la información de manera que podemos aprender cosas nuevas y complementar la información.


El libro tiene unas ilustraciones bonitas y tiernas que invitan a crear un vínculo con los animales. En cuanto al contenido, es bastante completo para niños de las edades a las que va destinado (unos 4 a 7 años) y puede ser un buen punto de partida para aumentar los conocimientos sobre el mundo animal y natural que nos rodea.

Os dejo alguna foto más para que podáis haceros una idea:



El hecho de que los niños conozcan los animales, su hábitat y sus características, puede ayudarles a crear un mayor vínculo y respeto hacia estos seres vivos. lo que ayudará también a que entiendan la importancia de la conservación del medio ambiente. De esta manera podemos enfocar el conocimiento desde este punto de vista y enlazar con todas esas cuestiones que día a día aparecen en las noticias.

Os dejo un par de enlaces donde podéis conseguir este libro: