sábado, 28 de julio de 2018

Regalo de fin de curso: Kit para personal de guardería

Parece que sea imposible pero al final han llegado las vacaciones y después de recoger, clasificar, limpiar, atender a la enfermita (que los virus si que no se han tomado vacaciones) y asuntos varios, puedo sentarme un ratito a escribir.

Hoy os traigo nuestro regalo de fin de curso para todas las maestras de la guardería de I. Ya os comentaba en este post que en la guardería de I trabajan por espacios de manera que cada maestra tiene un aula o espacio adjudicado y los niños se mueven libremente. Puesto que la forma de trabajo era esta, nuestra hija tenia relación con todas las maestras del centro además de con el conserje y la directora y es por eso que decidimos preparar algún detalle que fuese para todas. Y así surgió la idea del Kit para personal de guardería.


La idea la he extraído de los botiquines para emociones pero lo he enfocado más para las maestras que para los niños. El kit constaba de:

Gominolas con sumplemento de corazones: Para reponer los trocitos que se pierden cuando se marchan los alumnos de último año y para reponer energías después de todo el curso. Una bolsa para cada miembro del personal.

Rotuladores todocolorea: para poner color a los días grises ( en este caso eran rotuladores ultra lavables para poder incluso pintarse a ellas mismas).

Vendas abrazadoras: Para abrazar al máximo de niños posible a la vez.

Toalla recoge-lágrimas: Ideal para las despedidas de fin de curso.


Pastillas antifrustración: para los días en que las cosas no salen como queremos y todo parece en nuestra contra.

Tiritas besadoras: para las heridas del día a día. Pueden usarlas los adultos y los niños.

Diademas producerisas: utilizar cuando sea necesario producir risas generales.

Pegatinas "así me siento": para pagártela y que todo el mundo sepa cómo te sientes. Ideal para que te ayuden o poder compartir tus sentimientos.

Frutas anti-estrés: Para esos momentos en que todo se junta y hay que liberar tensión. Tienen el tamaño ideal para llevar en el bolsillo.


Y aquí tenéis el resultado:


En la guarde gustó mucho por original y así pudimos tener un detalle con todas.

Espero haberos dado alguna idea si tenéis que hacer algún regalo de este tipo aunque ahora ya haya acabado el curso puede servir para futuros.


5 comentarios:

  1. Es una idea estupenda, y encima si le dais un detallito a cada uno mola más, al final todos tienen contacto con los peques y es bonito tenerlos en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Les hicimos una bolsa de chucherias para cada uno y la verdad es que les hizo muchísima gracia, que a veces las cosas más sencillas son las mejores.

      Eliminar
  2. Uy, yo conozco los botiquines famosos jeje, qué buena idea aaaptarlo para personalizar regalos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues son unos botiquines adaptados para tratar las emociones de los peques. Cosas como botellas de la calma, pelotas antiestrés, tiritas besapupas, espray quitamiedos y cosas así. Aunque ahora que lo pienso creo que casi todo lo que he encontrado del tema estaba en catalán o inglés pero vaya que muchas de las cosas se deducen fácilmente. La idea me gustó mucho y pensé que se lo podía adaptar a ellas.

      Eliminar
  3. Me encanta la idea. Siempre algo personalizado es más chulo. Nosotros el año que viene que ya acabamos la guarde, le haremos un regalito a las profes, pero solo a las que ha twnido ya que al resto no las conocemos, no funciona como en tu guarde que es muy chulo que vaya por aulas y no un solo profe jeje

    ResponderEliminar