jueves, 2 de febrero de 2017

La maternidad/paternidad no es el siguiente paso en una relación

Hola tod@s de nuevo. Lo primero de todo pedir perdón por lo desaparecida que he estado últimamente ya no solo de mi blog sino del mundo 2.0 en general pero es que estamos viviendo una nueva adaptación al trabajo del papi y a mis nuevos horarios y, para colmo, resulta que las navidades también me han dejado una acumulación de trabajo (en casa y en el trabajo) importante y aún estoy intentando ponerme completamente al día aunque parece que ya empiezo a encarrilar las cosas y últimamente he podido volver a seguir los blogs que leo habitualmente aunque hasta ahora no he tenido el tiempo ni la energía para escribir nada.


Bueno a lo que quería decir. Llevo un par de días leyendo respuestas a un artículo que ha escrito una periodista sobre la maternidad y la calidad de vida. Quizá el artículo lo escribió hace mucho pero como ya os he dicho, he estado bastante desconectada así que hasta hace poco no he visto nada sobre el tema. Con este post, no os confundáis, no quiero contestar a nadie porque ya hay muchas blogueras mejores que yo que lo han hecho y con las que, además, no puedo estar más de acuerdo.

De lo que yo quería hablar a partir de esto es de esta idea que parece tener la sociedad en general de que tener hijos es el siguiente paso en una relación y como a veces, somos tan tontos que nos lo creemos. No quiero malentendidos, por supuesto que tener un hijo es un gran paso en una relación aunque yo diría más bien que es como un salto al vacío con la esperanza de que el paracaídas se abrirá y no nos estamparemos contra el suelo pero no es necesariamente el siguiente paso.

Conocer a una persona, presentarle a tu familia, iros de viaje juntos, iros a vivir juntos, casaros, firmar una hipoteca (seamos realistas que hoy en día hay parejas que están más tiempo unidas por la hipoteca que por las alianzas) y... tener un bebé? ¿Esa es la idea que muchos tienen en la cabeza, es el siguiente paso en una relación y ni siquiera se plantean si realmente quieren ser padres y claro, cuando llega el bebé todo les viene grande porque, siendo realistas, quién ha tenido una maternidad o paternidad como la esperaba? Os puedo asegurar que yo no.

Yo me imaginaba jugando con mi hija, riéndonos, jugando, leyéndole cuentos, dando paseos con el cochecito,... y es cierto que hay bastante de esto (bueno lo del cochecito no demasiado) pero también hay bastante de llantos (no solo del bebé), de cerrar los ojos y contar hasta 10, hasta 20, hasta 30 o a veces, hasta 100; de empezar a prepararlo todo para salir 2h antes y aún así, llegar tarde; de no volver a tener intimidad hasta que sea mi hija la que reclame la suya; y de montones de otras cosas.



Es cierto que por mucho que lo intentemos, nunca llegamos a imaginarnos lo que es en realidad la maternidad/paternidad pero precisamente por esto, creo que deberíamos preguntarnos si es realmente lo que queremos. Personalmente, a pesar de todos esos malos momentos, estoy muy lejos de arrepentirme de ser madre. Siempre he querido tener hijos y no os creáis que es porque tuviese una idea tradicional de la vida. En realidad, nunca me había planteado seriamente casarme y lo de tener pareja era opcional pero eso sí, tenía claro que quería hijos (madre mía que habría sido de mí sin el papi arcoíris a mi lado). Pero en estos últimos años, he conocido alguna pareja que tiene hijos porque es lo que toca y lo siento pero me da especial rabia ya que después, se encuentran con que la maternidad/paternidad les viene grande y no lo digo como una super mamá porque no lo soy (ni me acerco vaya) pero si que veo que las ideas previas no son demasiado realistas y que al final, acaban dejando la responsabilidad de la crianza en terceras personas (abuelos/as, tios/as, canguros,...).



Se que la sociedad parece marcar esas pautas hoy en día pero también podemos enfrentarnos a ello igual que nos enfrentamos escogiendo otras crianzas o nos enfrentamos demostrando que las mujeres podemos hacer trabajos de "hombres" o que no hace falta casarse para tener un compromiso fuerte. No critico a nadie porque haya tenido hijos deseándolos y después se haya sentido desbordada/o porque eso nos ha pasado a todos pero, si no estas muy convencida/o de tener hijos, quizá deberías replanteártelo antes de seguir adelante ya que después no hay vuelta atrás. Tu vida entra en una centrifugadora y has de volver a ordenarla teniendo en cuenta al nuevo miembro. Pero una cosa es cierta, si realmente queréis ser padres, os puedo asegurar que compensa con creces.


P.D. Estoy nominada a los premios Madresfera en la categoría de blog personal y blog de embarazo. Si os gusta el blog y os apetece votarme, os dejo abajo los enlaces directos y tenéis hasta finales de semana. Es un momento y no necesitáis estar inscritos en la página, sirve tan solo con tener un correo electrónico.

Muchas gracias a tod@s!!

10 comentarios:

  1. No veas si dan de si las famosas declaraciones jajaja. Yo tampoco creo que sea el siguiente paso obligado para todos. Por ejemplo para mi si lo era, no obligado, si no que yo lo quería. Siempre tuve instinto maternal muy fuerte y me veía con niños, deseaba tenerlos. Pero hay gente que no quiere y es totalmente entendible y respetable, nadie debería presionarles ni decidir por ellos porque luego pasa lo que pasa...que no son del todo felices, o les cuesta llegar a esa felicidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. En mi caso he visto a varias personas que después de tener un hijo te dicen que ni locos tendrían otro y parece que les haya arruinado la vida. Otros simplemente buscan donde dejarlo para no tener que hacerse cargo ellos (buscan aparcarlo). Me da pena que con lo que hemos avanzado en otras cosas, esto parezca inamovible.

      Eliminar
  2. Pienso que no todo es el paso a paso, en en la vida debemos disfrutar cada momento Y cuando vamos al camino de la maternidad primero debemos disfrutar al máximo con nuestra pareja, conocernos, viajar, experimentar, bailar etc. y luego ir planeando los hijos porque sabemos que cuando los hijos llegan el tiempo para dos es muy poco y cuando llegan los hijos todo cambia todo se transforma para bien algunas personas para mal y es por eso que debemos disfrutar y vivir cada momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. Cada momento de la vida tiene sus cosas buenas y sus cosas malas y debemos intentar disfrutarlo todo lo posible.

      Eliminar
  3. o creo que por desgracia sigue habiendo mucha presión en las parejas para que si ya llevan un tiempo juntos sean padres aunque quizás no se lo hubieran planteado y cuando llega pues se dan cuenta de lo duro y sacrificado que es.
    En mi caso yo era una inconsciente como tu que quería tener hijos aunque fuera sola y suerte que no fue así porque es un supertrabajo aunque personalmente me compensa con creces por todo lo bueno que me ha dado la maternidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que también hay gente tan inconsciente como nosotras que quiere tener hijos si o sí pero es cierto que si es una decisión meditada, compensa con creces.

      Eliminar
  4. Si traes al mundo a un hijo porque la sociedad lo impone y no lo deseas ciertamente, es triste. Ciertamente muy triste. Pero quizás habría que pensar de donde viene esa imposición social y creo que habría que remontarse al siglo pasado donde tener hijos era ante todo una necesidad. Unas manos más que ayudarían en casa, un heredero para la fortuna familiar o la empresa ... pero hoy en día, la realidad es muy distinta y en la mayoría de los casos, las decisiones son mucho más personales que sociales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es pero por desgracia conozco a personas que han tomado decisiones importantes basandose en la opinión de los demás o ppr las ideas sociales que aun predominan.

      Eliminar
  5. Samants Villar?? Jajaja como he leído cositas de ella por todos lados, me viene a la mente :)

    Yo creo que es muy resl y humano sentirse desbordada, yo me he sentido, y hay días mejores y peores y en gran parte es por no tener ayuda. Mi familia no puede ayudarme y estoy completamente sola, cosa que hace que tenga a los peques tooodos los días y ningun día en el año los dejo con la abuela ni nada. Es algo que hace que se complique pero tengo paciencia y me enfoco en las cosas buenas de ser mamá.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi caso tengo a mi suegra y a mi hermana pero suelo recurrir a ellas 1 vez por semana tan solo para cuando yo trabajo y no puedo estar con ella porque considero que mi hija es nuestra responsabilidad. Aún así, es cierto que ser madre es algo abrumador y que es lógico tener momentos de no poder más pero precisamente por eso considero que es importante que sea una decisión tomada de forma consciente y no "porque es lo que toca".

      Eliminar