jueves, 24 de noviembre de 2016

#ElTemaDeLaSemana: Acompañado... Hasta en el váter


Pues nada, creo que el título lo dice todo. Qué idílico sería que un cartelito bastase para poder tener un poco de intimidad en el baño, ¿Verdad? Pero no, bienvenida maternidad, adiós a la privacidad.

Creo que el primero en invadir mi espacio en el baño fue el gato que por las mañanas no tenia otra cosa que hacer que colarse en el baño y restregarse en mis piernas mientras una estaba haciendo su pis matutino. Después, con la llegada de la peque de la casa, una aprendió a desabrocharse y abrocharse los pantalones y subírselos y bajárselos con un bebé en brazos ya que cualquiera la dejaba (lo de dejarla en la hamaca y que me mirase mientras no era lo más agradable pero apañaba algo aunque nos duró bien poco).

Y ahora que la niña ya camina y se mueve a sus anchas... esto de ir al baño es todo un show. Si dejas la puerta cerrada, prepárate a oír gritos y golpes en la puerta hasta que te decidas a abrir. Y si dejas abierto, prepárate para intentar impedir que te redecore el baño sin levantar el culo de tu asiento porque sus mayores aficiones son desmontar el tope de la puerta y golpear con el el radiador (si la puerta está abierta, una vez dentro, ella se encarga de cerrarla) y vaciar mi cajón del baño (del que ya he tenido que sacar mis lentillas, el hilo dental y cualquier otra cosa que preferiría que no recorriese el suelo de toda la casa).

Últimamente además, si entras al baño a lavarte las manos por ejemplo, también te sigue (esto estaba claro) pero cuidado si lleva algo en las manos porque, ¿Sabéis dónde irá a parar? ¿Lo adivináis? Pues sí, al váter . Así que como te despistes, el siguiente que use el baño se encuentra una sorpresa inesperada en la taza.

Bueno ya he aireado un poco mis intimidades, ¿vosotr@s también tenéis acompañantes en el baño? Creo que es algo bastante habitual ¿no?


12 comentarios:

  1. Esta etapa es la que más dolores de cabeza da, pero pasa rápido afortunadamente, eso es lo que ayuda psicológicamente a llevarlo. Mi peque acaba de salir aunque mantiene un poco las rabietas jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uff, nosotros estamos empezando ahora con las rabietas y solo de pensar lo que nos queda... Lo que más rabia me da es que muchas veces no se porque se enrabieta ya que todavía no habla y, claro, no puede pedir así que se enrabieta directamente.

      Eliminar
  2. Ver cómo hace pipi su papá es algo fascinante para ella e incómodo para mí... Pero en fin, tiempo al tiempo y pronto nos echará ella del baño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando sea ella la que reclame su intimidad echaremos de menos estos momentos ;)

      Eliminar
  3. Yo ya hace años que no voy al baño sola. Cuando por fin parecía que mi hija me dejaba intimidad la llegada del enano ha hecho que vuelva a las andadas.
    Para mi hija es lo más natural entrar aunque estés en faena, incluso se sienta a contarme su vida. Al final en la guarde el vater estaba en medio de la clase y ahora en el cole esta abierto y ae sientan unos al lado de los otros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lógico que siendo así, no entiendan a que tanta intimidad y, en realidad, tienen razón ya que durante los primeros años, el que los peques vayan al baño o no, o la consistencia de sus "regalitos" parece un asunto de estado así que si todo el mundo habla de su caca, porque no van a colarse ellos en el baño mientras su padre o su madre estan en faena?

      Eliminar
  4. jajajaaja si que es verdad que es un show! Y la ducha ya ni te cuento!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte para la ducha aún no llega a abrir la mampara así que por ahora lo único es que si hace algo mientras estoy duchandome pues... Digamos que es complicado, jajaja

      Eliminar
  5. Jajjaja me suena tanto.... 4 años y sigo acompañada ;)
    Y lo peor es cuando estás haciendo de cuerpo, y se empeña en darte conversación..carajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la mia todavía no habla así que al menos de eso me libro por el momento.

      Eliminar
  6. jajajaja tu peque es genial!! Nuestro bidé tiene taba, pues nos pasamos como un mes buscando cosas que desaparecían por casa hasta que descubrimos que todo estaba en el bidé!!! jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que es ver una tapa y parece que no pueden resistirse a levantarla y esconder algo, jajaja.

      Eliminar