lunes, 19 de septiembre de 2016

Mis 11 meses como donante de leche



Tal y como os anunciaba hace unos días en Facebook, en este post quiero hablaros de mi experiencia como donante de leche y aprovechar para explicaros qué es esto de la donación de leche y cómo funciona por si alguna de vosotras se anima o conoce a alguien a que pueda animarse a ser donante.

Yo vivo en Martorell, cerca de Barcelona, y por eso mi experiencia es con este banco de leche. Creo que todos los bancos de leche materna en España trabajan por un estilo pero se que hay algunas diferencias como el transporte de los botes por ejemplo.

Mi historia con el banco de leche materna comenzó, en realidad antes de que mi hija naciera. En una de las visitas de control a la consulta de la ginecóloga vi un cartel en el que anunciaban la donación de leche, me pareció muy interesante y decidí buscar más información. En la web del banc de sang i teixits de Barcelona explican muy bien todo los pasos a seguir y dónde puedes acudir para hacerte donante de leche.

La leche que se recoge en el banco va destinada a bebés prematuros extremos o bebés muy pequeños que tienen algún problema que hace que alimentarse de leche de fórmula no sea posible. Para estos pequeñines, poder alimentarse con leche materna puede significar una gran diferencia en su esperanza de vida. Debo aclarar que esta leche no va destinada a bebés que puedan alimentarse con leche de fórmula sin que esto implique grandes consecuencias (ya sabemos que la leche materna es lo mejor para el bebé pero hoy en día las leches de fórmula son bastante completas y ningún niño tiene grandes problemas por alimentarse así).

En realidad, esta leche del banco, solo se utiliza durante un tiempo ya que en cuanto la madre puede alimentar al bebé con su propia leche o el bebé ya puede alimentarse de leche de fórmula, deja de utilizarse la leche de banco y se destina a otros bebés. Quizá os llama la atención que he dicho que cuando la madre pueda alimentarlo, se retira la leche de banco. Esto es porque que un bebé necesite leche de banco inicialmente no implica que su madre no vaya a poder alimentarlo, es más, muchas de esta mujeres acaban convirtiéndose en donantes de leche materna ya que saben mejor que nadie lo importante que es.

El caso es que cuando un bebé nace, su madre tarda unos días en tener leche (de 2 a 7 más o menos). Un bebé nacido a término, nace con un buen peso (entre 2kg y pico hasta 4kg habitualmente) así que puede permitirse el "lujo" de perder algo de peso hasta que su madre tiene leche suficiente para alimentarlo. Todas hemos vivido ese control de peso para saber cuanto ha perdido el bebé en los primeros días y saber cuanto tarda en recuperarlo pero el problema es cuando ese bebé nace con 600-700g y no puede permitirse perder ni un gramo de peso ya que lo necesita todo para poder salir adelante fuera del vientre de su madre. Es en estos casos, mientras su madre no tiene el alimento que necesita, que se recurre a la leche de las donaciones que además puede aportar a estos bebés todas esas defensas que tanto necesitan.

Así que cuando mi hija tenía poco menos de 2 meses, llamé al hospital de Martorell ya que es uno de los centros de selección de donantes de leche y quedé con una de las comadronas para hacerme las pruebas pertinentes y ver si cumplía los requisitos para poder ser donante.

Los requisitos para ser donante son sencillos y en resumen sería:
  • No tener enfermedades contagiosas vía fluidos (VIH, Hepatitis,...).
  • No tomar medicamentos incompatibles (los requisitos son más estrictos que cuando lactamos con nuestros hijos ya que esta leche va destinada a bebés especialmente pequeños).
  • Llevar una alimentación y una vida sana (dieta saludable como la que deberíamos llevar todos, algo de ejercicio y no tener adicciones o tipo de vida en que se corra riesgo de enfermedades).
  • Mantener una higiene mínima (una ducha cada día, lavarse las manos bien antes de extraerse leche, recogerse el pelo durante la extracción,...)
Como veis no son unos criterios muy problemáticos y son bastante sencillos de cumplir. Además, la mayoría corresponden a las recomendaciones que te hacen cuando decides dar el pecho así que ya deberías de tenerlos asumidos y no debería implicar grandes cambios.

Cuando vas al hospital, lo que hacen es coger una muestra de sangre para comprobar que no sufres ninguna enfermedad incompatible con la donación y te pasan un pequeño cuestionario. Si has donado sangre alguna vez, el cuestionario es el mismo. Te explican cómo funciona el banco y te dan tu kit de donante (si creen que eres una buena candidata). El kit de donante está compuesto por un sacaleches manual Medela, una bolsa con unos 10-15 botecitos de 130ml cada uno con las etiquetas para identificarlos correctamente, instrucciones sobre como sacarse la leche (incluso explican cómo sacar leche de forma manual) y una hoja con los pasos a seguir para la donación incluyendo el número de teléfono del banco.




Así que salí del hospital con mi kit y al cabo de unos días, me llamaron del banco de leche para informarme de que mis análisis estaban bien y que podía donar leche sin problemas así que me puse a ello. En la misma llamada aprovechan para preguntar cómo te has enterado de la existencia del banco y por qué te has decidido a ser donante.




En mi caso ya os he dicho cómo me enteré y en cuanto al porqué, hay varias razones. La primera es ayudar, por supuesto, además tengo familia que ha trabajado en la unidad de neonatos y se lo importante que es para estos bebés la leche materna. La segunda, es que llegó a ser una necesidad, mi hija mamaba cada poco durante el día pero al llegar la noche, era capaz de dormir 5-6h seguidas de manera que mis pechos llegaban a dolerme y necesitaba vaciarlos. Esta claro que va bien tener algo de almacén de leche pero llegó un momento en que no sabía que hacer con tanta leche y pensé que estaba bien que alguien pudiese sacarle partido.

El procedimiento de la donación es muy sencillo:

  1. Llenas el botecito con lo que puedas obtener en la extracción (solo una, no se puede ir acumulando). Aquí has de tener en cuenta las medidas de sanidad (lavarte las manos, esterilizar el sacaleches, recogerte el pelo,...).
  2. Lo etiquetas correctamente con las etiquetas que te dan (nombre, apellidos, fechas de extracción y cantidad).
  3. Congelas el bote.
  4. Cuando tienes al menos 7 botes o han pasado unas 3 semanas, llamas al banco de leche para solicitar una recogida.
  5. Te llaman para darte día y hora en el que pasarán a buscarlo por casa (acuerdas el día y la hora claro).
  6. Vienen a casa, se llevan los botes con leche y te traen botes nuevos si quieres seguir donando.
Es importante saber que no hay un mínimo de cantidad ni de duración de la donación. No hay problema si una mujer solo puede llenar los botes a la mitad o incluso menos y tampoco pasa nada si solo se hace una donación. Todo es bienvenido y todo ayuda.

En mi caso, empecé llenando los botes hasta arriba pero en las últimas donaciones no conseguía llenarlos más de unos 30ml.

Cada 3 meses más o menos, llaman del banco de leche simplemente para saber cómo va todo, si tienes alguna duda o algún tema que quieras comentar. Ademas de esto, si lo necesitas, puedes llamar, escribir por mail (son bastante rápidos) o facebook para consultar si tienes dudas. Yo he tenido que ponerme en contacto con ellos en un par de ocasiones y siempre me han atendido perfectamente, de forma muy amable e incluso cariñosa. Lo cierto es que me han hecho sentir muy bien respaldad y cuidada así que ha sido un placer colaborar con ellos.

Con la primera donación, te envían un babero en el que pone "hermanos de leche" y que yo he guardado como un tesoro más para mi hija ya que me encantará explicarle que seguramente tiene un
montón de hermanos de leche.



La semana pasada, después de pelearme un rato con mi teta para que sacase más leche, decidí dejar de donar ya que casi no saco leche (mi hija sigue mamando pero ya se sabe que tienen una habilidad especial). No creáis que ha sido una decisión fácil. Durante 11 meses he estado donando leche y ya había pasado a ser parte de mí pero todo ha de acabar, mi hija crece y ya no mama como antes así que yo tampoco tengo la misma producción. Cuando llamé para comunicar la decisión y solicitar la recogida de mi última donación, no me pusieron ninguna pega sino que incluso me animaron.

A pesar de que por ahora no donaré más leche (nadie sabe lo que vendrá en el futuro), eso no significa que haya roto mi relación con el banco. Este escrito es parte de lo que ahora es mi colaboración, ahora me dedico a animar a otras mujeres a que se hagan donantes, ya sea a través de este blog o de algunas actividades que estoy preparando en mi trabajo en colaboración con el hospital de Martorell y el banco de leche.

Si alguna esta interesada en convertirse en donante de leche materna, os dejo esta web en la que podéis consultar los bancos de leche que existen actualmente en España de manera que podáis escoger el más cercano. Hace un tiempo escribí un post por los 5 años del banco de leche, si quieres leerlo puedes hacerlo aquí.

¿Vosotras habéis sido donantes? ¿Qué os parece la idea?

9 comentarios:

  1. Es algo muy empatico y generoso, enhorabuena Judith, la verdad que muchos bebés la necesitan y es de agradecer.

    Besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! Debo decir que ha sido todo un placer.

      Eliminar
  2. Sabía que existían los bancos de leche materna pero no sabía de los requisitos, así que muchas gracias por tan extensa información. La voy a compartir para alcanzar a más mamás. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por compartirlo! Se que hay mujeres que no se atreven a donar porque creen que hay un mínimo y que puede perjudicar a su bebé. Cuantas más mamas esten informadas, más posibilidades de aumentar las donantes y más posibilidades para estos pequeños.

      Eliminar
  3. Te felicito, de verdad es un orgullo poder hacer este acto tan hermoso por muchos bebés que lo necesitan. Gracias por toda la información compartida, leí datos que no sabía. Mil Bendiciones @MadreNovata

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias! La verdad es que ha sido un placer colaborar con el banco para ayudar a estos bebes. Me alegro de haberte aportado información nueva.

      Eliminar
  4. Yo siempre he dicho que me habría encantado donar, con 4 años de teta...habría dado mucho jajaj.La faena es que en mi ciudad no hay bancos ni recogidas así que no era posible. Una pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto....felicidades por esos 11 meses de ayuda a los demás, ole.

      Eliminar
    2. Muchas gracias por la felicitación. La verdad es que el tema de los bancos de leche está en expansión aún. De hecho, el banco de Barcelona acaba de cumplir 5 años que es bastante poco pero por algo hay que empezar y lo bueno es que cada vez hay más bancos.

      Eliminar