lunes, 29 de agosto de 2016

Un cambio de chip

Setiembre está a punto de comenzar y con él, la vuelta a la rutina aunque este año se me hace algo difícil hablar de "rutina" ya que:

  • Nuestra pequeña I comienza la guardería por primera vez así que no hay precedente de rutina en este sentido.
  • El papá de I quiere montar un negocio por su cuenta después de un tiempo haciendo de amo de casa y cuidador principal de nuestra peque así que tampoco tenemos precedente.
  • Yo he tenido que coger mis vacaciones para que coincidan con la adaptación de la peque.
Así que no volvemos a la rutina al uso si no que vamos a crear una nueva rutina en casa. Creo que todos estamos un poco con los nervios a flor de piel por todos estos cambios pero me centraré en el de la guardería de nuestra peque.




Lo cierto es que con este tema parece que la más nerviosa soy yo. Pensar en todo lo que necesita, en etiquetarlo todo, prepararlo, comprarlo,... puede parecer un mundo. Lo único bueno es que por suerte me gusta esto de organizar cosas (soy así de rara), me encanta empaquetar, hacer listas de lo que hay que hacer,... así que en cierto modo no se me hace tan cuesta arriba aunque con un peque por casa todo se complica un poco más.Os dejo una lista de lo que nos han pedido:

  • Una bata.
  • Dos bolsas de ropa: una para dejar en la guardería con una muda y otra para llevar y traer las cosas desde casa. Estas las he hecho yo y creo que en breve podré poneros un post con el: "cómo se hace".
  • Una caja de pañuelos.
  • Una toalla de baño para cambiar el pañal y otra pequeña para lavarse las manos.
  • Pañales.
  • Dos paquetes de toallitas (uno para uso común y otro para ella).
  • Esponjas jabonosas de un solo uso.
  • Un baso de plástico para que beban agua.
  • Bolsas de plástico.
  • Fotos: 4 de DNI, 1 de 10x15 y otra de toda la familia (incluyendo mascotas).
  • Una linterna.
  • Un juego de sábanas y un protector de colchón (esto es en el caso de I porque aún duerme la siesta por las mañanas).


Al principio también me preocupaba que I no se adaptase bien a la guardería ya que siempre ha sido una niña muy tranquila que apenas tenía necesidad de moverse. Le costó comenzar a gatear y aún cuando sabía hacerlo perfectamente, si veía que salíamos de la habitación se ponía a llorar en lugar de seguirnos. El tema es que después de volver de vacaciones ha hecho un gran cambio, se mueve mucho más, va de un sitio a otro en casa (ahora somos nosotros los que tenemos que seguirla), interactúa más con los demás,... Además, conocemos a algunas de las maestras de la guardería y la directora es una de las monitoras del Espai Nadó.

Entonces, ¿Por qué los nervios? Pues muy sencillo: porque empezamos una etapa nueva en nuestras vidas y no se cómo la afrontaremos. Sobre el papel todo es muy bonito pero a la hora de la verdad no todo sale como queremos o esperamos así que hasta que no esté todo en marcha mis nervios estarán ahí. Además de este, hay otro factor y es que por muy bien que crea que va a estar, siempre cuesta separarte de tu hij@ cuando sabes que solo tiene un año y que ha estado siempre con sus padres en casa.

El próximo día 7 tenemos la reunión con la tutora. Ya sabemos a que clase irá pero no sabemos aún el nombre de la tutora ni el día de comienzo de la adaptación (suponemos que el 12 de setiembre pero no lo tenemos confirmado). Lo cierto es que esta desinformación sobre ciertas cosas no ayuda demasiado a ir tranquila pero supongo que una vez comencemos, irá más rodado. Ya os iré contando qué tal va todo.

¿Vosotr@s también estabais nerviosos cuando vuestros hij@s comenzaron la guardería o el colegio? ¿Os pidieron las mismas cosas que a nosotros en la guardería? ¿Como llevaron la adaptación?

18 comentarios:

  1. Con un año debe ser difícil pero poco a poco se irá adaptando. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, creo que nos tendremos que adaptar todos pero bueno, poco a poco.

      Eliminar
  2. Nooooooo! Que no se haga autónomo que es un asco jaja. Nosotros somos autónomos con negocio propio y es horrible. Vale, si, podemos criar al niño y cuadrar horarios pero.. no salimos de aqui, no desconectamos, tenemos solo 5 días de vacaciones.. En fin, la vida del autónomo.
    Yo estaba muy nerviosa cuando empezó el cole, nunca había ido a la guarde y no sabía como iba a reaccionar. Pero nos sorprendió a todos porque desde el primer día no protestó ni medio segundo, le encanta ir al cole. Tenemos ganas ya de que empiece otra vez, ya se aburre jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, yo también he sido autónoma y se de lo que me hablas pero despues de algunas malas experiencias trabajando para otros prefiere trabajar para él (que al menos si ha de echar más horas es en su propio beneficio).

      En cuanto a la peque, aver si tenemos suerte y le gusta porque a nuestro alrededor solo tenemos casos de malas adaptaciones (tampoco es que haya muchos bebes pero de los que hay no ha ido muy bien).

      Eliminar
  3. Hola! poco a poco será más tranqilo. No es fácil porque tu beba esta pequeña, aquí en Venezuela el tema de las guarderias es complicado, muchos niños y poco personal... en fin, mientras tu nena crece se adaptara con más facilidad. Trata de llevarla a la guarderia para que vea el lugar y conversar que se quedará solo un rato para jugar y luego vas a regresar. Los primeros meses JAMAS llegues tarde, es muy importante, eso lo confunden con abandono, así que los papis forman parte importante de la adaptacion, ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aquí en España, los primeros días suelen ir los padres con los niños y si ven que el niño está bien, lo dejan un rato y luego vuelven a recogerlo. De esta manera primero se adaptan al lugar y a las personas nuevas y lueho a estar sin sus padres. A ver que tal va, ya os iré contando.
      Muchas gracias por los consejos.

      Eliminar
  4. Ya verás como irá bien. Lo esencial es que tu estes tranquil y le trasmitas esa tranquilidad. Cada niño es un mundo y vive los cambios a su manera. Mi peque fue a la escoleta desde los 5 meses y sin problemas, pero hay peques que lo llevan peor y otros genial, así que paciencia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos Mahel, seguiré tu consejo: respiraré hondo y adelante con toda la tranquilidad.

      Eliminar
  5. Yo aún no paso por la experiencia de dejar a mi pequeño en el cole pero me imagino que es un proceso tanto para los niños como para loss padres.La teoria es muy linda pero ahora nos toca la practica y creo que la que sufrirá soy yo...pero, para sentirme tranquila, definitivamente le haré un cuestionario a la profesora para conocerla.
    Mucha suerte en esta nueva experiencia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Al final es cierto que tenemos que conocer a la maestra ya que le estamos confiando lo que para nosotras es lo más preciado. Yo por suerte conozco a alguna de las maestras y a la directora de la guardería que siempre es algo.

      Eliminar
  6. ¡Hola!

    Definitivamente cuando hay cambios tan grandes en nuestras vidas los nervios llegan y nos hacen preguntarnos si todo estará bien o si lo estamos haciendo bien.

    ¡Tranquila! Seguro que con el paso de los días y las semanas estarán más que adaptados a esta nueva rutina, lo van a hacer súper bien. Recuerdo cuando inscribí a Juli en el nido acá en Lima y la verdad que también andaba muy nerviosa por cómo le iría, de hecho le costó adaptarse porque siempre ha estado en casa conmigo, pero una vez que agarran el ritmo y les gusta el lugar quieren ir siempre.

    ¡Un abrazo! ¡Lindo post!

    Mariu.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Los cambios son duros., pero debemos afrontar con calma, veras que poco a poco cogen ritmo y a todas nos da esa sensación cuando se van a la escuela... Ánimo todo saldrá mejor de lo que piensas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos. Así lo haré, me lo tomaré con calma.

      Eliminar
  9. Nervios en cada una de las etapas de las vidas de mis hijas, así qie te entiendo. Al inicio es mas difícil ara nosotras las mamás adaptarnos que para ellos, como saben que estamos tristes pues ellos también quieren llorar, por eso pongo cara fuerte y que se divierta mientras dentro de mi la extraño a horrores. Todo va a estar muy bien, ánimos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, ahora me da pena y seguro que cuando empiece el instituto será ella la que no quiera ir! Intentaré seguir tu consejo y disfrutar también de esta nueva etapa, gracias.

      Eliminar