viernes, 12 de febrero de 2016

Baby Led Weaning


Desde el final del embarazo, me atrajo esta manera de introducir los alimentos y estaba dispuesta a pelearme con quien fuese para poder hacerlo (aunque al final no ha requerido tanta cabezonería con los demás como pensaba). Ahora, estamos encantados con esta alimentación y si en el futuro tenemos más hijos, volveré ha estar dispuesta a pelear con quien sea para poder alimentarlo así aunque en esa ocasión no creo que sea tan necesario visto el resultado con la primera.

Quizá debería empezar por explicar que es el Baby Led Weaning (BLW) o la introducción de alimentos dirigida por el bebé. El resumen más rápido es que consiste en dejar que el bebé decida por sí mismo cómo y qué come (cantidades incluidas). Quizá pueda parecer complicado, lento o peligroso pero mi experiencia no ha sido para nada así. En realidad, consiste en volver al pasado. Ya se ha visto que la lactancia materna como la entendían nuestras abuelas (a demanda) es lo mejor, y también que los partos menos medicalizados son mejores que los que lo están. Entonces, ¿porque no hacerlo también con la alimentación del bebé? 

Tuvimos la suerte de encontrar una enfermera que esta de acuerdo con este método y por tanto, no han sido necesarias peleas o mentiras. Eso si, no todo el mundo lo ha llevado tan bien. Los principales contras que nos han comentado han sido:

  • ¿Y no se atraganta?: Esta es la principal, cada vez que alguien ve comer a nuestra hija por primera vez, surge esta pregunta. Sí, si se atraganta (que no se ahoga) aunque eso es lo bueno. El bebé aprende a controlar la ingesta y si un alimento se le escapa hacia la garganta, el reflejo de arcada lo expulsa de la boca. Los bebes tienen el reflejo de arcada más cercano a la boca que los adultos por lo que cuando vemos que tienen una arcada, en realidad, ni siquiera ha llegado a obstruir la respiración. Vaya, que no hay peligro si dejamos que sea el bebé el que se lleve la comida a la boca y controle las cantidades que se introducen en la boca.
  • ¿Y no va muy lento?: Esa no es mi experiencia aunque supongo que depende del caso. En mi caso, la bebita tarda como mucho unos 10min más que nosotros en acabar de comer. Supongo que teniendo en cuenta que el bebé come menos cantidad que nosotros, aunque coma más lento, acabará tardando aproximadamente lo mismo que nosotros.
  • ¿Y no ensucia mucho?: Pues no se que decir, se de mujeres que han optado por dar la papilla a sus hijos en ropa interior y el bebé en pañales porque acababan los dos llenos de papilla. En nuestro caso, sí que hemos tenido que limpiar el suelo o la trona pero no creo que sea más de lo que manchan algunos otros bebes que se alimentan con papillas En cuanto a la ropa, por supuesto que la mancha pero vuelvo a decir que no creo que represente una gran diferencia respecto a los bebes que toman papilla.
Espero que si alguien tenia dudas de empezar con este sistema esto le anime y le solucione algunas preguntas. En algún post seguiré comentando sobre el tema.

Os dejo una foto de la bebita comiendo galletas:



¿Qué experiencia tenéis con la alimentación de los peques?



No hay comentarios:

Publicar un comentario