viernes, 22 de abril de 2016

Rutinas para dormir



Como ya sabéis, hemos tenido algunos problemas con el sueño de I así que hemos intentado seguir alguna rutina para dormir con la esperanza de mejorar nuestras noches.

Por lo general, las rutinas recomendadas son: baño, masaje, cuento y a dormir pero en nuestro caso, la experiencia con estos puntos ha sido la siguiente:

Baño: ha resultado ser una de las actividades preferidas de I. El problema es que le gusta tanto que en lugar de relajarse se activa y cuando acaba la hora del baño, quiere continuar jugando. Así que no es una buena opción para antes de dormir y el baño (que tampoco lo hacemos cada día) se ha trasladado a la tarde.


Masaje: al principio no lo aceptaba para nada. A la que intentabas hacer algo con ella después de cenar y antes del pecho, se ponía a llorar y no había ninguna actividad que lo remediase. Ahora parece que tolera un masaje rápido pero lo dicho, que dure poco.

Cuento: algo parecido al masaje. Era sentarla en mis rodillas con un cuento y empezar a girarse como una loca buscando el pecho. Como no lo encontraba, se ponía nerviosa y se frustraba y claro, relajarse pues como que no.


Y entonces le daba el pecho y se quedaba dormida mientras mamaba y ya está, a la cuna y listos pero desde hace un tiempo, la cosa había cambiado y ya no se quedaba en la cuna tranquila. Se despertaba bastantes veces, le costaba dormirse,...

Pero algo cambió la semana pasada...

No se si ha sido el cambio que hemos hecho en la rutina para dormir y que por fin hemos encontrado la pieza que faltaba o si simplemente es lo que os comenté de las fases y ahora por fin ha vuelto a una época buena. La cuestión es que no quiero cantar victoria pero parece que hemos mejorado con este tema y ahora, ¡Incluso se llega a dormir sola en su cuna!.

¿Que qué hemos hecho? Pues como ya os he comentado, ni siquiera se si tiene algo que ver pero ahora, entre el masaje y el pecho, hemos incorporado otro punto a la rutina y parece que I lo ha aceptado especialmente bien.

Consiste en coger un peluche (en nuestro caso es un perrito pequeño) y explicarle lo que hemos hecho durante ese día. De esta manera, la bebé se relaja mientras oye mi voz calmada y monótona explicando al perro lo que ha hecho durante el día. Para acabar, le cantamos una nana al peluche (cuando se la cantaba a ella tampoco tenia espera pero parece que al peluche si le apetece que le cantemos) y luego le damos un beso de buenas noches y lo dejamos en la cuna diciendo que I se unirá a él después de tomar el pecho.

Una vez acabado este ritual, le doy el pecho y la dejo en su cuna; a veces dormida, a veces despierta. Las veces que se despierta le coloco la mano encima y se relaja y muchas veces se acaba de dormir sola una vez yo ya he salido de la habitación.

Por supuesto no digo que sea la rutina milagrosa. Cada niño es un mundo y quizá esto que a nosotros nos sirve, a otro bebé no le sirva de nada. Aún así, creo que es un buen ritual ya que cuando crezca, puede explicar ella misma lo que ha hecho ese día y esto puede ayudarla a ordenar sus ideas y a expresarse mejor así que si no le sirve para dormir, quizá le sirva para comunicarse mejor.

¿Vosotros/as tenéis rutinas para dormir? ¿Y os funcionan?

No hay comentarios:

Publicar un comentario