viernes, 14 de julio de 2017

Topito terremoto

Hoy os traigo un libro de esos que llegan al corazón sobre todo si habéis tenido contacto con niños y/o adolescentes que estén diagnosticados de TDAH.


Se trata del nuevo libro de Anna Llenas que ya nos enamoró con "El monstruo de colores". En este caso, nuestro protagonista es un pequeño topito algo movido (o mucho) que parece estar encasillado en el rol de desastre.

Todo es apacible en el bosque, en el hogar de topito hasta que nuestro protagonista se levanta. Entonces todo se revoluciona.


Topito se distrae con cualquier cosa, no hay forma de que se centre, todo lo tira, lo estropea, es mal estudiante y nadie sabe que hacer con él, incluida su maestra y sus padres así que el pobre topito se ve lleno de etiquetas que le han puesto los demás y sin poder hacer nada para solucionar sus "problemas".


Por suerte para topito, un periódico salvador entra en su madriguera con un anuncio de una bruja que ayuda a niños difíciles. Sus padres, en su desesperación, deciden acudir y es ahí donde se produce el cambio.


Lejos de intentar dominar o controlar su energía, la bruja del bosque le ofrece montones de posibilidades y permite que sea topito el que escoja qué desea hacer en cada momento. Al principio todo es desorden y no acaba nada de lo que comienza pero poco a poco, topito empieza a encontrar las actividades que realmente le gustan y le motivan. Topito explica a la bruja su preocupación sobre un trabajo que ha de hacer para el colegio pero esta lo tranquiliza, seguro que al final encuentran algo.


Esta página me encanta porque creo que resume bastante bien la idea del libro, todos necesitamos un canal por el que llevar nuestra energía solo que unos tienen más energía que otros y eso puede dificultar las cosas.  Lo que hace topito para su proyecto del colegio dejaré que lo averigües vosotros pero os aseguro que se mete a los compañeros en el bolsillo.

El libro me ha parecido precioso y creo que el doble mensaje que transmite es genial. Por un lado, está diciendo a los niños que busquen aquello que les gusta hacer, aquello que les apasiona. Por otro lado, creo que nos da un pequeño tirón de orejas a los adultos que somos los que tenemos mayor tendencia a poner etiquetas (al final los niños solo nos copian en este sentido). Personalmente no me gustan las etiquetas, reconozco que hacen más mal que bien pero también he de reconocer que a veces se me escapan. Con este libro vemos el daño que pueden causar realmente y quizá nos ayude a estar más atentos en este sentido.

Está recomendado para niños a partir de 4 años pero creo que es más que nada para que puedan entender mejor la historia. Yo estuve mirándolo con I (2 años) mientras le explicaba la historia y la verdad es que aguantó hasta el final (cosa que me sorprendió). Creo que las ilustraciones la enamoraron y lo cierto es que no me extraña sobre todo, tras la aparición de la bruja en que todo se llena de color.

Si queréis, podéis comprar el libro aquí: 


Os dejo una imagen del que para mí fue el mejor momento de la presentación en el que Anna, estuvo explicando el cuento a todos los niños que había en la sala:


martes, 4 de julio de 2017

Toxoplasmosis



Hoy, y dentro de las posibles complicaciones en el embarazo (que ya se que hace mucho que no tocaba el tema) os voy a explicar qué es la toxoplasmosis, como podemos sufrir contagio y qué problemas puede comportar.

La Toxoplasmosis es una enfermedad provocada por un parásito llamado Toxoplasma gondii y que aparece en la foto que he puesto al principio del post. Eso sí, no lo vais a ver a simple vista. Este parásito coloniza las células animales. Dicho de otra manera, puede introducirse en nuestro cuerpo o en el de cualquier otro animal y vivir dentro de nuestras células.

¿Qué problemas puede provocar?

Si el parásito afecta a una persona sana, los problemas son mínimos. Puede provocar síntomas molestos como la inflamación de los ganglios (esos bultitos que notamos si recorremos el lateral de nuestro cuello presionando un poco), fiebre, dolor de cabeza,... o puede, sencillamente, no provocar ningún síntoma.

El problema es que en el caso de las mujeres embarazadas, el parásito puede pasar al feto y provocar malformaciones graves e incluso abortos espontáneos o partos prematuros (según el momento de gestación en que se encuentre la mujer).

¿Cómo se contagia la toxoplasmosis?

Podemos sufrir el contagio por varias vías:

  • A través de la carne cruda: al cocinar o congelar la carne durante 48h, se elimina este parásito de forma que ya no resulta peligroso. Es la principal razón por la que se recomienda a las embarazadas no comer embutido ni carne poco hecha.
  • A través de utensilios que hayan estado en contacto con carne cruda: muchas veces tenemos en cuenta que no podemos comer carne cruda pero se nos olvida tener en cuenta que todo aquello que ha tenido contacto con la carne cruda, puede estar contaminado también.
  • Heces de algunos animales: principalmente de los gatos (de ahí su mala fama). Se trata de los huéspedes finales de este parásito por lo que se reproduce y aparece en las heces. Se ha de tener en cuenta que si tenemos gato, debemos buscar a alguien que se encargue de limpiar la arena de los gatos y si no tenemos más opción que hacerlo nosotras, debemos ponernos guantes y limpiarnos bien las manos después. El contagio se produce directamente en el sistema digestivo por lo que hemos de contaminar primero las manos y luego meterlas en la boca así que si la higiene es adecuada, es muy complicado el contagio.
Detección

Una de las primeras pruebas que se hacen a una mujer embarazada, son las llamadas serologías. Esta prueba se hace normalmente junto con la analítica del 1r trimestre y sirve para detectar si tenemos anticuerpos para algunas enfermedades que pueden crear problemas en el embarazo. Enfermedades como la varicela, la hepatitis, el VIH o, en el caso que nos atañe, la toxoplasmosis.


En algunos casos es bueno que la serología sea positiva como en el caso de la varicela o la toxoplasmosis ya que esto implica que nuestro cuerpo sabe combatir esta enfermedad y que aunque estemos en contacto con el patógeno que la provoca, no nos dará problemas. Así que si al hacernos la serologia, resulta que sale positiva para la toxoplasmosis, ya tendremos algo menos de lo que preocuparnos ya que no nos afectará aunque volvamos a entrar en contacto con el paásito.

Tratamiento

Se suele utilizar pirimetamina, sulfadiacina (un tipo de antibiótico) y ácido fólico ya que la pirimetamina bloquea su producción.

En caso de que la infección no haya pasado al feto (en el caso de las mujeres embarazadas), se recomienda la espiramicina que es otro antibiótico que disminuye la posibilidad de que el feto se vea afectado. Aunque se ha visto que el tratamiento ayuda a que no se transmita la enfermedad, el riesgo existe y por tanto, lo mejor es no contraerla durante el embarazo.

Toxoplasmosis y gatos
Como ya he comentado antes, los gatos son huéspedes de estos parásitos (sus huéspedes favoritos de hecho) y esto les ha creado mala fama a los pobres animales. Ya hemos visto que los gatos pueden convivir con una mujer embarazada siempre que se sigan una serie de normas básicas muy similares a las nuestras:

  • No limpiar el arenero estando embarazada y si no hay otra opción, usar guantes y lavarse bien las manos (sí, ya se que lo he puesto antes pero es importante). 
  • No dar carne cruda a los gatos (igual que nosotros, ellos también pueden adquirir el parásito por esta vía).
  • Impedir el contacto con las heces de otros gatos (es lo mismo que nosotros).
Existe una prueba en que mediante un análisis de sangre, puede comprobarse si un gato tiene o ha tenido toxoplasmosis (en realidad es la misma prueba que nos hacen a nosotros). Si el gato no ha tenido, no sale de casa y nosotros seguimos estas pautas, podéis estar totalmente tranquilos.

Aún así en caso de que le hagáis esta prueba al gato y de positiva, debéis tener en cuenta que es contagiosa durante muy poco tiempo y al tratarse de animales muy limpios, es difícil que tengáis contacto con las heces fuera del arenero. Aún así, como medida de precaución, sería bueno lavarse las manos cada vez que toquemos al gato.

¿Sufristeis los problemas de no haber pasado la toxoplasmosis? o no tuvisteis que preocuparos por esta enfermedad.

martes, 27 de junio de 2017

Sello de calidad: Calenduflor Baby

Hoy os traigo el sello de calidad de Calenduflor Baby de laboratorios Dhu  que forma parte de la gama de productos Mama Natura. La semana pasada recibimos en casa una muestra de las toallitas y la crema para el culo de la gama Calenduflor Baby de Dhu y la verdad es que con el calor que hace, las escoceduras por el pañal están a la orden del día y una ayudita nunca viene mal así que fue un placer poder probar este producto.



I nunca ha sido de grandes escoceduras en el culo ni siquiera cuando le salieron los dientes pero este año, imagino que por el hecho de caminar, sí que estamos notando más el tema de las rozaduras e irritaciones de pañal debidas al calor y no solo en la zona del culo o la vulva sino también en las ingles y la zona de las piernas donde roza el pañal. A esto hay que sumarle que hemos pasado por un pequeño episodio de estreñimiento que no ha ayudado precisamente. Así que como veis, este sello de calidad nos vino como anillo al dedo.

Una vez explicado todo esto os doy mi opinión. No me parece bien tan sólo valorar con un número (del 1 al 5) así que os comento también un poco el porqué.

Textura: 5

Le doy la máxima nota y no es por peloteo. Esperaba que la crema fuese mucho más espesa y que las manos quedarían mucho más "pringadas" al echarla pero no es así, la crema se reparte con muchísima facilidad y queda transparente además de no dejar sensación de pringue en las manos (aunque evidentemente siempre hay que lavárselas después del cambio de pañal). En cuanto a las toallitas, son muy suaves y se deslizan fácilmente por la piel.

Olor: 3

Vale, en este punto he de decir que yo soy muy especialita para los olores y los olores florales o dulces no me gustan nada (más de una vez he tenido que salir de una tienda porque no aguantaba el ambientador). El olor de las toallitas sobre todo, me recuerda a este tipo de olores y ese es el porqué de la nota aunque también es cierto que no es un olor nada fuerte lo que lo hace admisible aunque no te fascinen este tipo de olores (como es mi caso) por eso he decidido poner un 3.

Calidad: 5

Me han gustado mucho y la peque parece compartir este gusto ya que desde hace un tiempo, dejo que me ayude a limpiarse con las toallitas y a ponerse la crema y he de decir que con esta crema la he visto especialmente entusiasmada (vaya que si la dejo se la pone a dos manos).

Composición: 4

Es una composición muy natural sobre todo en el caso de la crema que es básicamente vaselina y caléndula y esta bien que aportemos cuantos menos compuestos artificiales mejor a la piel de nuestros hijos.

¿Habéis probado esta gama de productos? ¿Compartís mi opinión?